Conclusiones de Pensamientos y Recomendaciones Conclusiones de Pensamientos y Recomendaciones

close
February 12, 2019

¿Cómo pueden los trabajadores, los organizadores, los representantes sindicales, los líderes empresariales y los formuladores de políticas adoptar y alzar la voz de los trabajadores en sus diversas formas en evolución? Invested resume lo que hemos aprendido en las conversaciones de este tema.

Mejores Prácticas para Amplificar la Voz de los Trabajadores en una Economía en Constante Evolución Mejores Prácticas para Amplificar la Voz de los Trabajadores en una Economía en Constante Evolución

Gabriella Chiarenza es gerente editorial de Invested y el Departamento de Regional & Community Outreach en el Federal Reserve Bank of Boston.

Como hemos visto en este ejemplar de Invested, las expresiones exitosas de la voz de los trabajadores se presentan de varias formas y lo que las une es el deseo común de que los trabajadores sean escuchados y respetados, y de que sus opiniones influyan y se incorporen en las decisiones y las políticas que impactan sus vidas. La voz efectiva del trabajador tiene un gran poder para impulsar carreras laborales de alta calidad en todos los niveles de trabajo, compañías que son competitivas y a la vez receptivas a las necesidades y las ideas de los empleados y políticas que reflejan y abordan las historias y experiencias de los trabajadores.

Los tiempos han cambiado, y los días en que los sindicatos por sí solos servían como las principales organizaciones de representación y como canales para la expresión de las voces de los trabajadores han quedado atrás. Los sindicatos están evolucionando para adaptarse a la estructura y los intereses de la fuerza laboral moderna, y ahora se le suman las nuevas y crecientes organizaciones y modelos de la voz de los trabajadores que hemos visto en este ejemplar. Las empresas visionarias han también desempeñado un papel importante en el aumento de las opciones disponibles para que los empleados expresen sus preocupaciones y sus ideas en el trabajo, y digan lo que piensan para avanzar dentro de la empresa. Todas estas formas de la voz de los trabajadores se están expandiendo para incluir y responder a una población trabajadora cada vez más diversa en sus antecedentes y objetivos, y muchos grupos están trabajando en conjunto para representar mejor a los trabajadores en asuntos económicos y sociales importantes.

Más allá de factores externos como los cambios políticos y la competencia global, el éxito y el avance de los sindicatos estadounidenses en el futuro probablemente esté muy relacionado con cuán flexibles y receptivos son frente a un entorno económico y laboral cambiante en los EE. UU. En la actualidad, algunos sindicatos están trabajando para enfrentar el desafío de reunir a una fuerza de trabajo cada vez más dispersa de trabajadores eventuales, temporales y contratistas independientes en torno a causas compartidas. El IAM Maine Lobstering Union que ya describimos aquí en este número es un ejemplo altamente innovador de un nuevo giro en la estructura sindical tradicional que reúne a los pescadores de langostas independientes en todo Maine, por ejemplo, y está respaldado por un peso sindical de larga data. Además, a medida que un número creciente de mujeres, personas de color, e inmigrantes ingresan a la fuerza laboral estadounidense, algunos sindicatos están realizando más esfuerzos para involucrar y acoger a estos trabajadores y se están adaptando a sus necesidades e intereses como miembros sindicales. Cada vez más trabajadores más jóvenes y trabajadores de cuello blanco en campos como el periodismo, la academia y la medicina también se están uniendo o formando sindicatos.

Mientras tanto, en los Estados Unidos han surgido métodos alternativos para organizar y hacer oír la voz de los trabajadores fuera de los sindicatos por múltiples razones. Como analizaron Palak Shah, Ana Cipoletta, Julia Beebe y Thaty Oliveira en relación a este tema, los trabajadores del hogar fueron excluidos de las protecciones de la NLRA desde el principio, impidiéndoles formar sindicatos. Sin embargo, estos trabajadores han aunado fuerzas a través de una alianza nacional y una red de centros de trabajo afiliados en todo el país, ganando importantes victorias para quienes trabajan en hogares estadounidenses. Y como explicó Lindsay McCluskey, algunos trabajadores y organizadores han adoptado una estrategia de coalición que alinea los intereses de la comunidad y de los trabajadores para generar una influencia adicional o completamente ajena a los sindicatos tradicionales a fin de abordar y hablar sobre cuestiones de mayor importancia para una gran parte de la fuerza laboral y la comunidad. Innovaciones tecnológicas como Coworker.org de Jess Kutch también han promovido enfoques creativos para que los trabajadores se comuniquen entre sí, establezcan redes y puedan crear peticiones y campañas a través de las redes sociales, las aplicaciones y los sitios web. Estos recursos permiten que los empleados de compañías globales con lugares de trabajo alrededor del mundo se encuentren entre sí y se organicen en línea, con un alcance mucho mayor que el de un sindicato tradicional.

Las empresas también han incorporado estrategias de participación en sus propias compañías para ayudar a garantizar que los trabajadores sean escuchados y puedan participar en las decisiones y la dirección de la empresa, y que se incorporen valiosos comentarios e ideas de la fuerza laboral de base. Como lo demostraron empresas como Cirtronics y Cape Air, descritas en este ejemplar, respetar e incorporar las opiniones de los empleados a menudo forma parte de la filosofía más amplia de inclusión, empoderamiento y compromiso con el crecimiento y el bienestar de los empleados de estas empresas. En entornos como estos, los trabajadores pueden compartir sus ideas y participar en conversaciones estratégicas a través de consejos y comités de empleados, lazos de retroalimentación y políticas de puertas abiertas, entre otras oportunidades, desarrollando procesos más eficaces y efectivos y obteniendo soluciones creativas de los trabajadores que están facultados para trabajar en conjunto y para enfocarse en lo que hacen mejor. Como escuchamos en nuestras conversaciones con el personal y la gerencia en compañías que adoptan estas herramientas y métodos, los empleados en estos entornos comprometidos están orgullosos de lo que hacen y de dónde trabajan, se sienten respetados por su trabajo y les interesa el éxito de la empresa en general.

Nuestras conversaciones sobre la voz de los trabajadores desde la perspectiva de la representación, el empoderamiento y el compromiso nos permitieron descubrir la gran variedad, influencia y poder en la voz de los trabajadores. Estos son nuestros puntos clave extraídos de nuestras interesantes conversaciones con las partes interesadas dentro y fuera de nuestra región.

Hay fuerza—e influencia—en los números.

En muchas de las historias que compartimos en este número, aprendimos que los trabajadores individuales que luchan con un problema en el lugar de trabajo pueden no haber sabido que otros trabajadores tenían las mismas preocupaciones hasta que se unieron a una organización o escucharon sobre una campaña a través de otra persona. La unión permite a los trabajadores compensar en gran medida aquello que no tienen disponible a través de otros recursos, como fondos o medios. Incluso para aquellos que están representados por un sindicato o por otro grupo que tiene cierto peso ante un órgano de toma de decisiones, el presentarse como un grupo unificado e inequívoco donde las políticas y prácticas se debaten y deciden puede marcar una diferencia significativa. Si bien puede resultar difícil para los trabajadores tomarse el tiempo libre del trabajo para estar junto con sus compañeros en la legislatura o en una manifestación—en especial aquellos que no tienen tiempo libre remunerado—sus condiciones de trabajo futuras, su remuneración, o sus contratos pueden depender de que ellos estén allí en persona para representarse a sí mismos. Como muchos de los trabajadores en este número nos dijeron, la compensación a menudo les vale la pena para expresar su apoyo u oposición sobre un tema determinado que los impacta directamente.

La flexibilidad y la adaptabilidad son cruciales para las organizaciones que representan al trabajador moderno.

Como señalamos a lo largo de este número, la naturaleza del trabajo en los Estados Unidos ha cambiado drásticamente en las últimas décadas y es muy probable que continúe haciéndolo. Cada vez más personas trabajan en puestos de trabajo basados en plataformas, en trabajos por encargo, por contrato y en puestos de trabajo temporales o de tiempo parcial. Muchos también trabajan en una variedad de lugares de trabajo o sitios diferentes según el día o el trabajo. Los representantes sindicales que entrevistamos en este número dejaron en claro que este cambio ha tenido un impacto significativo en su enfoque habitual de reunir a los empleados de un empleador en un lugar de trabajo para negociar colectivamente. Hoy en día, los sindicatos, los centros de trabajadores, las coaliciones y otras organizaciones que unen y representan a los trabajadores deben encontrarlos en el lugar donde se encuentran y estructurar sus campañas en torno a la disponibilidad de los trabajadores, las limitaciones de horarios y las ubicaciones. Para ser útiles a la fuerza de trabajo del futuro, las organizaciones que alcen la voz de los trabajadores deberán más que nunca ser más flexibles, adaptables y receptivas a los rápidos cambios en las industrias y en la economía en general.

Una fuerza laboral diversa exige métodos de representación, liderazgo y alcance igualmente diversos.

La fuerza laboral estadounidense es cada vez más diversa en cuanto al género, la raza, el origen étnico y el estatus migratorio. Para satisfacer sus necesidades, las organizaciones de trabajadores deben ofrecer una variedad de puntos de ingreso a una campaña o a un comité de planificación para garantizar que los trabajadores sean verdaderamente escuchados y representados de forma adecuada. Esto significa que las organizaciones deben estar preparadas para publicar materiales de campaña y de alcance que estén disponibles en varios idiomas, distribuirlos en lugares de reunión comunes o a través de un líder vecinal en quien las comunidades ya confían y proporcionar o ayudar a los trabajadores a tener acceso al cuidado de niños u otros apoyos para que puedan asistir a las reuniones del grupo. Eliminar los obstáculos para la asistencia y la colaboración permite que los trabajadores de todos los ámbitos de la vida se unan a la conversación. Además, como se menciona en este número, el liderazgo de las organizaciones de trabajadores debería parecerse, al menos en parte, a la fuerza de trabajo organizada. Aquellos con experiencia personal del trabajo en sí y aquellos que son representantes de confianza de una comunidad o grupo pueden hablar mejor acerca de las necesidades y los deseos de los trabajadores que están organizando.

Tenga en cuenta que algunos trabajadores pueden ser reacios a unirse a un grupo o campaña, incluso si se ven directamente afectados por el problema en cuestión.

Los trabajadores pueden no sentirse cómodos con unirse a una organización o campaña o contar sus historias por muchas razones. Es posible que hayan tenido una experiencia laboral traumática, que les preocupen las represalias, o simplemente pueden dudar de que valga la pena dedicar tiempo y esfuerzo para reunirse con otras personas en torno a un problema. Por lo tanto, puede requerirse un esfuerzo adicional para lograr la participación de estos trabajadores, incluidas conversaciones personales con los trabajadores que ya son miembros del grupo, reuniones confidenciales o acceso a servicios de apoyo, educación sobre el tema y/o una medida de confianza construida a lo largo del tiempo. Por estas razones, los trabajadores que ya son miembros respetados de la industria o la comunidad y aquellos que comprenden lo que los trabajadores están atravesando pueden ser las mejores personas para acercarse a los trabajadores reacios. Los esfuerzos para alzar la voz de los trabajadores, según nuestros entrevistados, son más exitosos cuando los trabajadores involucrados confían entre sí, cuentan con el respaldo confiable de una organización de trabajadores más grande, creen verdaderamente en la causa y están dispuestos a dedicar suficiente tiempo y trabajo en la campaña.

La tecnología puede ampliar en gran medida el alcance y el peso de la voz de los trabajadores.

En especial para aquellos que trabajan para compañías más grandes con presencia nacional o global, la tecnología desempeña un papel importante al permitir que los trabajadores hagan oír su voz colectiva sobre un asunto. Muchos se conectan a través de sitios de redes sociales o a través de campañas en línea y grupos de redes, lo que permite a un trabajador de New England acercarse a un trabajador que se encuentra al otro lado del mundo para debatir y comparar sus experiencias como empleados de la misma empresa. El uso de dichos sitios para promover una causa también tiene el beneficio adicional de ser más visible e incluso permite vincularse directamente con los principales medios de comunicación, haciendo llegar el problema a un público mucho más amplio. Como Jess Kutch señala acerca de algunas de las campañas lanzadas a través de Coworker.org, las principales empresas se han dado cuenta de la magnitud de las inquietudes de los trabajadores y han realizado cambios en las políticas y prácticas porque una campaña hizo público el problema para una gran audiencia.

La creación de o los cambios en las políticas y prácticas que impactan a los trabajadores deberían realizarse en consulta con los trabajadores.

Ya sea que se realice un debate acerca de una política o práctica dentro de una empresa o a nivel estatal o nacional, nuestros entrevistados subrayan que es importante incluir a los trabajadores en la conversación desde el principio para garantizar que el resultado final sea representativo de sus necesidades y establezca políticas viables y exitosas. Si los trabajadores se verán afectados por la decisión, es esencial pedirles a los trabajadores que hablen en base a sus experiencias y evalúen exactamente qué tipos de cambios pueden ser más valiosos. De la misma manera, la creación de oportunidades para que los trabajadores den su opinión y para que esa retroalimentación sea considerada e incorporada de manera genuina puede mejorar las prácticas y alzar la voz de los trabajadores. Cuando los trabajadores sienten que son dueños de una decisión, práctica o estrategia y sienten que están contribuyendo a su avance, es más probable que continúen participando con entusiasmo y que estén orgullosos del resultado final.

Definir y tomar acción en relación a su filosofía sobre la participación de los empleados es un elemento clave para convertirse en un empleador de preferencia.

Las compañías con visión de futuro mencionadas en este número y muchas más en todo el país han hecho que escuchar y valorar las opiniones de sus empleados sea una parte central de su filosofía operativa. El bienestar, el éxito, el crecimiento y las visiones para el futuro de la organización de los empleados son el núcleo de la toma de sus decisiones. Los líderes empresariales con los que hablamos enfatizan que creen que el liderazgo debe servir a la fuerza laboral, que los trabajadores tienen el conocimiento y las habilidades para identificar soluciones y mejorar los procesos día a día y deben sentirse capacitados para hacerlo y que el éxito y avance de sus negocios dependen del compromiso de sus trabajadores con la empresa y sus prácticas. Estas empresas señalan que muchos empleados permanecen en la compañía durante muchos años no solo debido a su remuneración o al trabajo que realizan en sus puestos, sino que lo hacen aún más porque el entorno de trabajo es receptivo y respetuoso de sus opiniones. Varios de los trabajadores con los que hablamos enfatizaron que observar a la gerencia hablar con los empleados, tomar nota de su potencial y ampliar las oportunidades de crecimiento dentro de la empresa hizo una gran diferencia en su opinión sobre su lugar de trabajo y su interés en involucrarse más con la empresa. El hecho que un CEO o presidente conozca a los empleados por su nombre e interactúe genuinamente con el personal a diario puede significar mucho para los trabajadores y demostrar que los líderes no solo pueden articular su filosofía de trabajo, sino que también pueden y actuarán en consecuencia. 

Explorar cómo y de qué forma la participación accionaria de los empleados podría beneficiar tanto a su fuerza de trabajo como a su empresa.

Como nuestros entrevistados señalaron, la participación accionaria de los empleados no es para todas las empresas. Pero para aquellos dueños de empresas y líderes que desean compartir el éxito con su fuerza laboral y dejar su empresa en buenas manos cuando se jubilen, la participación accionaria de los empleados es una buena forma de construir sobre una filosofía de trabajo centrada en el empleado. La participación accionaria de los empleados alienta a los trabajadores a participar en la toma de decisiones y el alcance de la empresa, ya que los empleados son dueños de una parte del pastel y tienen un interés en el destino de la empresa. Y como explicó Douglas Kruse, la participación accionaria de los empleados también puede generar recompensas para el negocio en términos de mayor estabilidad de la empresa, menor rotación de personal y una reputación de buenas prácticas en torno a la participación de los empleados.

Decir lo que se piensa acerca de las fortalezas en el lugar de trabajo y defender el avance dentro de su equipo.

Los trabajadores que conocen sus fortalezas y ven oportunidades para ascender dentro de su compañía pueden ser más propensos a aprovechar las oportunidades para cambiar de roles o asumir nuevas responsabilidades, lo que permite que sean capaces y puedan desarrollar un sentido de pertenencia y compromiso con su trabajo. Los gerentes, el personal de desarrollo profesional, e incluso los compañeros de trabajo pueden alentar este tipo de capacitación cruzada y desarrollo mediante la identificación y comprensión de las fortalezas de los miembros de su equipo, asignándolos a proyectos que se alinean con esas fortalezas y sus intereses, así como informando a la gerencia que cierto empleado puede ser una gran opción para un nuevo o diferente rol en la compañía. Los trabajadores con los que hablamos en este número dejaron en claro que asignan un gran valor al hecho de estar comprometidos y dedicados a su trabajo y compañía, y desean ser celebrados y que se confíe en sus talentos y aportes individuales.

Crear oportunidades para que todo el personal participe de manera significativa en dar forma a la dirección estratégica y al crecimiento de la compañía.

Independientemente de si una empresa es propiedad de los empleados o no, un enfoque importante para mejorar el compromiso entre los trabajadores y entre los empleados y los empleadores es proporcionar un mecanismo para que todos los miembros del personal sean parte de la conversación sobre las operaciones presentes y futuras de la empresa. Hacerlo no es simplemente un gesto "para sentirse bien" hacia la fuerza de trabajo de una empresa; sino que en realidad es una oportunidad clave para que la estrategia de la compañía esté informada de los puntos de vista valiosos de quienes hacen el trabajo todos los días en diferentes roles en toda la empresa. Hay muchas maneras de llevar a los trabajadores a la mesa, incluidos comités conjuntos de administración de empleados, proyectos de mejora de negocios, canales de retroalimentación y tareas de alcance. El éxito de las empresas depende tanto de las contribuciones diarias de sus trabajadores de base como de las decisiones de la gerencia, y esos trabajadores están en la mejor posición para saber dónde los pequeños cambios pueden marcar grandes diferencias y mejorar o guiar la estrategia de la empresa. Sus voces deberían importar a quienes deciden la dirección y forjan el crecimiento futuro de una empresa.

Esperamos que las reflexiones en este tema de Invested puedan generar diálogos productivos en torno a la representación, el empoderamiento y el compromiso de los trabajadores, y que también ayuden a informar los esfuerzos de las políticas en torno a la voz de los trabajadores. Por favor continúen comunicándose con nosotros al compartir sus opiniones sobre este tema. Esperamos con ansias sus comentarios.

El contenido puede ser reimpreso si se menciona a Invested como la fuente y se utiliza la siguiente exención de responsabilidad: “Las opiniones expresadas no son necesariamente las del Federal Reserve Bank of Boston o del Federal Reserve System. La información sobre organizaciones, programas y eventos es estrictamente para fines informativos y no debe interpretarse como una aprobación de la misma”.